LA PAZ. Cuatro campesinos fallecieron y 3 500 familias fueron afectadas por las intensas nevadas que cayeron los últimos días en cuatro de los nueve departamentos de Bolivia, según reportes oficiales publicados este viernes.

"Son más de 3 500 familias afectadas en todo el país, la mayor afectación es en Cochabamba, La Paz y Potosí. Ha fallecido una persona más por la nevada en el municipio de Colquechaca (Potosí)", dijo a la prensa Oscar Cabrera, viceministro de Defensa Civil.

"Con eso ya serían cuatro personas las que han perdido la vida", añadió la autoridad.

Un frente frío con tormentas de nieve azotó en los últimos días a los departamentos de La Paz (oeste), Cochabamba (centro), Potosí (sudoeste) y Chuquisaca (sudeste).

Cabrera sobrevoló este viernes el área más afectada que comprende el municipio de Cocapata en Cochabamba (centro) adonde se llevó alimentos, vituallas, socorro médico y forraje para los animales.

Maquinaria pesada ha despejado la nieve que impedía el acceso al municipio, informó el alcalde Pedro Padilla.

A decir del viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez, el gélido temporal provocó en Cochabamba la pérdida de al menos 2 000 cabezas de ganado, entre ovinos y camélidos.

El reporte del viceministerio de Defensa Civil señala que las tormentas de nieve impactaron en la ganadería matando a "40 mil cabezas de ganado ovino y 30 mil de ganado camélido en los departamentos de Cochabamba, Chuquisaca, Potosí y La Paz".

Precisamente los intentos de salvataje del ganado habrían provocado la muerte de los campesinos. Por este factor, varios lugareños fueron reportados inicialmente como desaparecidos, aunque ya retornaron a sus hogares.

Rubén Colque, director de Area de Servicios del Ministerio de  Salud, anunció el envío de diez brigadas de salud a las áreas afectadas en el Departamento de La Paz.

Allí la zona más afectada fue el centro minero Caracoles (a 400 km de La Paz), donde las actividades extractivas quedaron paralizadas a consecuencia de la nieve y donde el acceso se ha dificultado.

"Hasta los médicos se fueron", relató una empleada administrativa de la mina a la red Erbol.

Cinthia Prado, encargada de prevención de riesgos de la estatal administradora de caminos ABC, aseguró que "las rutas troncales están transitables" pues los operadores procedieron a limpiarlas, pero recomendó precaución a los conductores pues la plataforma se torna resbalosa por el deshielo. (AFP)