Los desechos hospitalarios pueden ser nocivos si no se tratan adecuadamente




Las inspecciones realizadas para supervisar el cumplimiento de las normas de bioseguridad, en lo que se refiere a la disposición de desechos hospitalarios, no pueden llegar a todos los establecimientos de salud, comentó Susana Molina, encargada del programa de Desechos Hospitalarios del Ministerio de Salud Pública (MSP).

"Aún no hemos cubierto a todos (los establecimientos) porque es imposible", señaló.

Añadió que esto se debe a que las evaluaciones son realizadas por un "comité de voluntarios de distintas organizaciones".

No obstante, la doctora afirmó que, durante los últimos años, se han logrado progresos significativos al respecto en clínicas y hospitales.

"Los directores de los establecimientos han comprendido que respetar estas normas a la larga es una inversión en salud", comentó.

Por este motivo, aseguró, ningún establecimiento ha sido sancionado con clausura.

Sin embargo, para Molina, es imperativo que la disposición de los deshechos se realice con eficacia, puesto que, de otro modo, estos podrían representar un peligro para las comunidades.

Solo en Pichincha, según datos de la Dirección Provincial de Salud, hasta el año pasado, operaban 2 046 establecimientos médicos, entre hospitales, clínicas, dispensarios y laboratorios.

Por otra parte, en Quito, se genera un promedio de 6,9 toneladas de desechos hospitalarios al día, según información proporcionada por Fundación Natura (FN), organización que realiza la disposición final de estos residuos.

Según Danilo Salazar, jefe operativo del Centro de Tratamiento de Desechos Hospitalarios del Inga, FN realiza recolección diferenciada en el 95% de las casas de salud que funcionan en la capital. Para la disposición final de los deshechos, cuenta con un autoclave con capacidad para 7,5 toneladas. "Materiales quirúrgicos, ropas de los médicos, gasas, mangueras y jeringas son parte de los desechos que llegan", sostuvo.

Añade que FN además presta el servicio de recolección diferenciada en vehículos especiales. "Todo el proceso de involucra aproximadamente a 20 personas" sostiene.

Por su parte, Molina aseguró que, durante las inspecciones realizadas por el MSP y la Policía Ambiental, no solo se verifica el cumplimiento de las normas de almacenamiento diferenciado, que consisten en separar en distintos contenedores residuos cortopunzantes, contaminados con fluidos y desechos comunes, sino también de las normas de higiene.

Por ejemplo, que médicos y personal usen equipos de protección, que estén vacunados contra enfermedades contagiosas y que no se vuelvan a usar materiales desechables. Según Molina, se pueden realizar hasta dos inspecciones al año, una de rutina y otra aleatoria. (BOA)

Información



  • Los desechos cortopunzantes deben ser aislados en recipientes plásticos para evitar accidentes.

  • Materiales que hayan sido impregnados de fluidos como deben ser separados en fundas rojas.

  • Los autoclaves son artefactos que elevan la temperatura de los residuos con el fin de esterilizarlos antes de ser trasladados a los rellenos sanitarios.

  • Los residuos son expuestos a temperaturas de 150 grados centígrados de 25 a 30 minutos.

  • El procedimientose realiza en base a los parámetros de una tabla de termoresistencia de virus y bacterias.

  • Pese a que los residuos quedan esterilizados, bajo ningún concepto se puede reciclar o recuperar ningún material.


¿Cómo hay que ver a la bioseguridad?


Entrevista

Mario Francisco Muñoz, médico y catedrático de la Universidad San Francisco de Quito. Experto en bioseguridad.

Antes que un conjunto de normas, es un cambio de actitud orientado a prevenir la propagación de enfermedades. En el caso de los establecimientos médicos, es una forma de garantizar un buen servicio a los pacientes.

¿Cuál es su importancia en el panorama actualcon respecto a la AH1N1?
Especialmente en tiempos de pandemias o epidemias, la bioseguridad permite establecer mecanismos de contención que pueden evitar la proliferación de enfermedades infecciosas.

¿Son adecuadas las inspecciones realizadas por las autoridades de salud?
Desde hace algo más de un año, los controles se realizan de forma más minuciosa en los establecimientos gracias a la cooperación entre el MSP, el Municipio y la Policía Ambiental.

¿Cómo pueden verificar los usuarios el cumplimiento de las normas?
Ellos tienen la potestad de exigir un buen servicio y tienen el derecho de averiguar a las autoridades de los establecimientos si estos cumplen con las normas. (BOA)