|    Pico y placa Quito:  1-2    |  

Publicado el 08/Marzo/1996 | 00:00

Quito. 8 mar 96. Recién el día de ayer en la Oficina de
Investigación del Delito (OID-P), se dio a conocer
oficialmente el asesinato cometido por el recluso Geovanny
Arcenio Noguera Jaramillo, más conocido como Luis Germán
Masache Narváez, que cumplía una condena por tráfico de
drogas.

Según el informe de la OID-P Luis Masache, muy conocido por
ser el autor confeso de la muerte del tristemente célebre
violador colombiano Daniel Camargo Barbosa, habría estado
compartiendo una celda, en el tercer piso del penal García
Moreno, con el colombiano Galo Cuero Vivero.

En ese lugar, conocido como de aislamiento, ingresaron en
calidad de detenidos unos noruegos que contaban, entre sus
pertenencias, un reloj de buena calidad.

Fue en la disputa por el reloj del noruego que los dos
reclusos, Cuero y Masache, iniciaron una descomunal pelea.
Masache que, según el informe de la OID-P, es cultor de las
artes marciales dejó abatido en el suelo al colombiano.

Pero el hecho no terminó allí debido a que, en un arranque de
furia, procedió a cortarle el cuello al colombiano con una
hoja de afeitar. El hecho curioso se produjo cuando Masache,
no contento con verlo agonizar, procedió a cortarle la oreja
para exhibirla como un trofeo, como en su momento lo hiciera
con la oreja de Daniel Camargo Barbosa.

En sus declaraciones ante los investigadores de la OID-P, Luis
Masache declaró que la oreja de Cuero y la hoja de afeitar
fueron arrojadas a un sifón.

Con extrema frialdad, Luis Masache, comentó el suceso al jefe
de guías, a quien habría entregado el reloj del noruego. Como
intentando vanagloriarse de lo ocurrido habría declarado que,
en la pelea, el colombiano apenas le habría alcanzado a
rasguñar su nariz. (DIARIO HOY) (P.12-B)
[1778]

Archivado en | Actualidad  |

Tags : Estrenos 



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

Publicidad