|    Pico y placa Quito:  7-8    |  

Publicado el 07/Agosto/2011 | 00:11

El presidente de la República homenajeará la trayectoria de los ecuatorianos más destacados en diversas áreas

El Premio Eugenio Espejo, creado en 1975, ha tenido como galardonados a los más grandes escritores, artistas, científicos y gestores culturales del país. Con una historia rica en memorias y anécdotas, no ha dejado de dar noticia este año. Una de las causas es "el proceso de democratización" que ha sufrido el proceso en el último año.

Este último proceso, según Irving Zapater, secretario técnico del Consejo Nacional de Cultura (CNC), se ha dado "a través de la participación de la ciudadanía, que ha propuesto en este año nombres para que consten en las ternas", y aclaró: "Esta no era una práctica anterior".

Luis Mueckay, actor y autor de teatro, quien fue parte del consejo que escoge la terna entregada al presidente, explicó que el labor del organismo fue de carácter técnico: "Se analizan y sopesan las trayectorias y currículums de los candidatos, su aporte al engrandecimiento de la cultura, las artes y la ciencia, se relevan justos criterios de interculturalidad, género y que abarquen varias regiones", dijo.

Gracias a la apertura del tema, han sonado algunos nombres de candidatos para el premio, pero ninguno de estos es oficial, pues la terna entregada al presidente es secreta. Édgar Freire Rubio, bibliotecario, fue uno de los nominados que adquirió mayor notoriedad. En una carta que llegó al CNC, declaró: "Extrañado, he leído mi nombre entre las personalidades nominadas al Premio Eugenio Espejo (...). Considero una mención desproporcionada porque, en esa misma lista, hay personas con méritos superlativos que por muchos años han sido relegados sin razones valederas", declaración que, según Zapater, es "una actitud ejemplar".


Este año, ha sucedido algo sin precedentes en la historia del concurso: el uso de las redes sociales como Facebook para promocionar a algunos candidatos. Este es el caso del pintor quiteño Luigi Stornaiolo, que hasta el pasado viernes, contaba con 2 211 votos a favor de que gane el galardón. Algunas de las personas que apoyaron a este artista dijeron: "Apoyo el arte de Luigi Stornaiolo, su perseverancia y personalidad profesional, suerte que gane", y "creo que todo el mundo, artístico y no artístico estará de acuerdo con el premio para Luigi. ¡Te lo mereces, compañero!".

Los encargados de designar la terna de los premiados fueron, a parte de Luis Mueckay, Marco Proaño Maya, delegado de la Casa de la Cultura Ecuatoriana; Simón Zavala, representante de las instituciones privadas que realizan actividades culturales; María Fernanda Espinosa, ministra Coordinadora del Patrimonio; Ivette Celi, representante del Consejo Nacional de Archivos, y Luciano Carrera, representante del Consejo Nacional de Archivos.

El 9 de agosto es el día designado por el presidente de la República para la premiación. El premio de este año consistirá, según lo investigado, en la entrega de un diploma, una medalla, $10 mil y una pensión de cinco remuneraciones básicas unificadas. (GMC)

Datos históricos


El primer ganador del premio fue Benjamín Carrión, quien realizó una inmensa labor para promover el arte y las letras de nuestro país. Luego de él fueron galardonados Jorge Carrera Andrade, Alfredo Pareja Diezcanseco, Demetrio Aguilera Malta, Raúl Andrade y José María Vargas.

En las primeras ediciones del premio, solo había un ganador. A partir del Gobierno de León Febres-Cordero en 1986, se establecen cuatro categorías. La quinta categoría, la que otorga un premio a los organismos que gestionan actividades culturales, surgió en 1997, en el Gobierno de Fabián Alarcón.

La única persona que ha rechazado el premio fue Enrique Gil Calderón, durante el Gobierno de Sixto Durán Ballén, quién postergó la entrega del premio. Gil Calderón consideró que Durán Ballén "no tenía tiempo para la cultura".
[3889]

Archivado en | | Metrópoli 

Tags :



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

 

A nuestros lectores

Diario HOY cree y auspicia el debate público y el intercambio de ideas. Sus puntos de vista, opiniones, ideas, críticas y observaciones son muy valiosos por ese motivo. Sin embargo le solicitamos hacerlos dentro de un marco de respeto, pues no creemos que la esfera pública se construye con violencia verbal y descalificaciones.
Agradecemos sus comentarios, pero si no se hacen dentro de esos parámetros, serán eliminados.

Publicidad