Las relaciones sexuales durante el embarazo


        En el tiempo anterior a la concepción, los miembros de las parejas estables, por mutua decisión, han planificado procrear un hijo, han tenido el tiempo suficiente para disfrutar previamente el uno del otro y llegaron al acuerdo de concebir un niño o una niña en cualquier momento de su vida de pareja. Se inician en un período de preparación para ese sueño y se entregan con mucho cariño a desarrollar esa empresa conjunta.
Cuando ocurre la fecundación, el óvulo recibe en su interior al espermatozoide y cierra el acceso a todos los demás espermatozoides que se le puedan acercar; es decir, se completa la selección y se inicia la multiplicación celular que dará origen a un nuevo ser humano. Ya no se necesitan más espermatozoides. Es tiempo de la espera, que durará nueve meses, para poder estar a punto, salir del cuerpo materno y tener una vida independiente.
Durante el embarazo, tanto el padre como la madre de esa nueva criatura están en la feliz y excitante espera del producto de su siembra; por lo tanto las relaciones sexuales con fines procreativos ya no son una prioridad. Para este período, algunas parejas se abstienen de los coitos con eyaculación. Otras parejas cambian la cualidad de sus relaciones sexuales hacia el fortalecimiento de las caricias y las relaciones sexuales tiernas, que llevan a formas de satisfacción más prolongadas, de mutua entrega emocional.
Durante el embarazo el útero va aumentando de tamaño conforme va creciendo en su interior la niña o el niño y los tejidos abdominales y del periné (vulva) se van adaptando al nuevo volumen y peso uterino. e esta manera las dimensiones y sensaciones de los genitales femeninos van cambiando.
Cuando se inicia una relación sexual, la excitación provoca lubricación vaginal, la erección del clítoris y de los pezones y la acomodación de los tejidos internos para recibir al pene. Si se produce un orgasmo en la mujer, embarazada o no, se producen contracciones de la musculatura del periné; por esto al final del embarazo (en las dos últimas semanas), en ciertas mujeres con problemas para mantener el embarazo, se aconseja no tener relaciones sexuales, pues se podría adelantar la labor de parto.
Durante el tiempo de embarazo y luego en el post-parto (puerperio), la madre tiene una adaptación emocional y psicológica especial con la finalidad de comunicarse intuitivamente con el bebé que mantiene en sus entrañas, proceso que se manifiesta en su mayor emotividad, sensibilidad, comprensión sin palabras y ternura y una disminución de sus deseos de relaciones sexuales. Si este período es compartido por su pareja, se encuentran en un gran momento de emotividad amorosa.
En una pareja estable, la llegada de un embarazo ocurre en función de las expectativas de uno o de los dos esposos. Por lo tanto, uno o ambos quieren continuar con la búsqueda de placer sexual, en la única forma en la cual lo conocen, y su disposición para hacer un cambio en su política de vida no necesariamente coincide con la del otro miembro de la pareja. En otras ocasiones, las relaciones sexuales pueden ser realizadas como una forma de desfogue de las tensiones acumuladas durante las jornadas de trabajo. En su mayoría, las mujeres son las receptoras de dichas emociones negativa; hay un desconocimiento de otras formas saludables de revitalización. En estas condiciones, la disminución en la frecuencia de las relaciones sexuales, que se produce en la mayoría de parejas que cursan un embarazo, o el cambio en la calidad de los orgasmos son mal entendidos y se exige el mantenimiento de costumbres conocidas.
Además, la sociedad presiona también por los comportamientos estereotipados que se reflejan en películas y revistas; aquellos comportamientos son fomentados por materiales pornográficos que llevan a pensar que la sexualidad tiene un solo ritmo (acelerado) durante toda la vida y una sola forma de satisfacción (genital) y que cada día vamos a ser evaluados en nuestro rendimiento de acuerdo a esos criterios. Si esto cambia, porque la vida tiene múltiples dimensiones y la sexualidad se la puede expresar y disfrutar de muchas maneras, se produce una sensación de fracaso pues no se cumplen ciertas expectativas generalizadas.
Cada miembro de la pareja puede reflexionar sobre sus tiempos, sus deseos y darse nuevas oportunidades de conocer su sexualidad. Expresarla y llegar a acuerdos placenteros para los dos es un acto de conciencia durante el embarazo.


Promoción de la salud en
todas las visitas prenatales


Las visitas prenatales son una oportunidad para promover un diálogo con las embarazadas y sus parejas o acompañantes y una confianza natural para reforzar mensajes sobre salud de la madre, por ejemplo:

  • Asesoría nutricional, alimentos esenciales y también tabúes. Además:

  • Descanso

  • Malestares del embarazo

  • Higiene

  • Sexo seguro

  • Planificar el lugar del parto, quién lo atenderá (promoción del parto limpio si planea dar a luz en casa).

  • Consejos sobre los hospitales en donde puede ser atendida, transporte.

  • Consejos sobre cuidados del recién nacido.

  • Planificación familiar y espaciamiento de los embarazos.

  • No fumar, no consumir alcohol, no usar drogas ni medicamentos.


    Provisión de servicios

    Estos son los servicios mínimos que deberían ser entregados en cada visita prenatal:

    - Desarrollo de un plan individualizado del parto, el cual debe ser iniciado en la primera visita y revisado en las visitas subsecuentes. El plan debe tomar en consideración:

    - Las preferencias de la mujer sobre el lugar del parto y la capacitación de quien la atiende y el apoyo familiar y social

    - Evaluación del riesgo de complicaciones de cada mujer, durante la labor y el parto

    - Evaluación de medios seguros de transporte en caso de emergencia; la distancia y el horario de servicios donde puede ser atendida

    - Previsiones económicas

    - Sitio decidido para el parto y calificación de quien atenderá (confirmado en la última visita prenatal). Desarrollo de un plan individualizado del parto, el cual debe ser iniciado en la primera visita y revisado en las visitas subsecuentes. El plan debe tomar en consideración:

    Políticas de salud recomendables
    para la atención prenatal


    El desarrollo exitoso de las normas sobre el control prenatal supone cambiar la forma en la que se ofrece el cuidado prenatal.
    Es necesario un enfoque individualizado, que incluya la elaboración de un "plan de parto" para cada mujer, plan basado en sus propias necesidades, recursos y circunstancias. Aquel plan puede ser escrito o no y se basa en el diálogo entre la mujer y el prestador de servicios de salud; refleja los deseos de la mujer en relación con su cuidado y resalta que la resposabilidad del trabajador de salud es proveer información adecuada, de una manera apropiada y que permita a la mujer tomar decisiones informadas.

    Elementos esenciales del cuidado ofrecidos en forma planificada e integral

    El control prenatal es un servicio necesario pero no suficiente para reducir la mortalidad materna y perinatal (del feto o del recién nacido) y mejorar la salud de la embarazada. Las intervenciones claves para las madres y los bebés deben ser desarrolladas en conjunto. Estas son las siguientes: planificación familiar, cuidado prenatal, parto seguro y limpio y atención obstétrica básica para salvar la vida.

    Identificación de riesgos orientados a la acción

    Es inapropiado identificar factores de riesgo durante el embarazo, en ausencia de un manejo apropiado de los mismos. El desarrollo de registros (carnés) maternos, orientados a la acción y auto-administrados por la embarazada, y el manejo de protocolos de embarazo normal, embarazo de alto riesgo y complicaciones del embarazo son cruciales para la aplicación exitosa de las recomendaciones en caso de identificación de factores de riesgo.

    Participación de las usuarias y la comunidad

    Las normas de atención prenatal, que dan la pauta de las obligaciones del personal que atiende en los servicios, deben ser elaboradas por las autoridades nacionales, pensando en dar más poder a la mujer, las familias y las comunidades para contribuir más activamente a mejorar la salud materna, perinatal y familiar. Las situaciones que afectan adversamente el resultado del embarazo, tales como desde anemia, enfermedades de transmisión sexual o hasta la falta de transporte de emergencia, también necesitan ser manejadas con la comunidad.

    La provisión de servicios obstétricos calificados

    Los tres niveles de la pirámide del cuidado de la salud (familia y comunidad, centros de salud y hospitales) deben funcionar en una forma integrada, eficiente y costo-efectiva. La persona mejor dotada para entregar cuidados basados en la comunidad, tecnológicamente apropiados y costo-efectivos a la mujer pobre que más necesita servicios de salud reproductiva es la obstetriz y el médico general o la persona de la comunidad con habilidades de partera que vive cerca.

    Adaptación a las realidades locales

    El control prenatal debe tener en consideración las principales causas de mortalida y morbilidad (enfermedad) maternas y perinatal (del feto hacia el final del embarazo y del recién nacido tierno). Estas pueden cambiar en las diferentes poblaciones.
    Las recomendaciones del equipo de expertos convocado por la OMS han sido escritas en forma general y pueden necesitar adaptaciones para incluir las causas de mortalidad y morbilidad de cada población específica.


    RIESGOS DEL EMBARAZO Y PARTO

    En la Sierra, el 45% de las muertes maternas se produjo en una institución; en la Costa, en cambio, el porcentaje fue mayor. Los porcentajes de atención al parto en las casas son mayores en la Sierra que en la Costa. Las todavía numerosas muertes maternas se deben, en gran medida, a las precarias condiciones de cuidado y atención del embarazo y del parto.

    Lugares de las muertes maternas
    1981-1994
    
    SIERRA
    
    Casa           44%
    Trayecto        5%
    Institución    45%
    Otro            6%
    
    COSTA
    
    Casa           29%
    Trayecto        3%
    Institución    61%
    Otro            7%
    Fuente: ENDEMAIN-94

     

    PAGINA ANTERIOR PAGINA SIGUIENTE

    INDICE
    TEMAS DE LA COLECCION DIARIO HOY