bannernavidad2004.gif (36729 bytes)

HOY OnLine

  Inicio
  Escríbanos
  Noticias
  El Antiácido
  HOY Dominical
  Clasificados
  Debates
  Especiales online

candle2.gif (4178 bytes)

inovena.gif (2755 bytes)
Al Niño Jesús

Teresa Crespo de Salvador
Ilustraciones de Iñaquio Salvador Crespo

Oración para todos los días

Virgen María:

Ayúdanos a preparar en nuestro corazón la cuna más cálida y blanda para recibir a tu tierno Niño.
Con cuánto amor arreglarías tú el pesebre, acomodarías las pobres pajas, tenderías sobre ellas tu limpio velo, para que su cuerpecito no sintiera la aspereza de su llegada al mundo.
Qué alegría infinita sentirías en tu corazón de madre al encontrar por fin un techo entre los animalitos que con su aliento abrigarían la noche helada de diciembre.

San José:

Tú limpiarías el suelo, encenderías la lumbre, acarrearías agua fresca y luego te postrarías a orar y esperar en silencio el inmenso milagro.
Ayúdanos con tu corazón de hombre puro y resignado a los designios de Dios a aceptar nuestros trabajos con alegría.

Dios Padre Todopoderoso:
Danos entendimiento para comprender tu infinita misericordia al mandarnos a tu Hijo Jesucristo para nuestra salvación.

Espíritu Santo:

Concédenos amor para servirte y para amar a nuestros semejantes.
Y tú, Jesús, Hijo de Dios y hermano nuestro, haz que pasemos la vida reflejando tu luz y que nos unamos a ti para siempre en la gloria del Padre. Amén.


Primer Día
La anunciación del Angel a María

...La Virgen María ora en su pieza: qué hermosa está, tan joven y bella y recogida en su meditación. De repente, un brillante resplandor la sobrecoge y la deslumbra y un Angel de extraordinaria hermosura se le aparece. Es Gabriel, uno de los siete Arcángeles que rodean el trono de Dios. Ha sido enviado para anunciarle que tendrá un hijo que es Dios e hijo de Dios.

¡Qué turbación siente la hermosa jovencita; qué susto y qué alegría al mismo tiempo! Y sólo puede responder: "He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según su palabra". Se resigna a la voluntad del Altísimo, no discute, obedece.

Luego cuenta a José, su amado esposo, esta noticia maravillosa, y los dos aceptan la voluntad de Dios, aunque no la comprendan, pues un Angel se ha presentado a José y le ha dicho que tiene que cuidar de María y del Niño, que es Dios.

Pidamos a María y a José que nos enseñen a ser dóciles a la voluntad del Señor. Amén.

Padre nuestro, Avemaría, Gloria.


Segundo Día
La visita de María a Isabel

A los pocos días de la anunciación del Angel, María sabe que Isabel, su prima, siendo ya una mujer madura, ha concebido un hijo, y como la quiere mucho hace un viaje para ir a felicitarle.

¡Qué fatigada se siente María, pues el camino es largo! Ellos son pobres y no tienen ni carreta ni caballo ni un simple burrito que les lleve.

Por fin, llega y las dos primas se abrazan e Isabel siente que el niño que lleva en su vientre brinca dentro de ella. Es algo raro, es como un baile de alegría. Entonces María le cuenta que ella también espera un hijo, anunciado por un Angel; y en ese momento Isabel comprende por qué su hijo salta en su vientre: saluda al Hijo de Dios que María lleva en el suyo.

Juan Bautista fue el primo de Jesús, con el cual jugaba de chico, y que luego de retirarse al desierto salió a predicar la venida de uno más grande que él, al cual no sería digno de desatar la correa de su sandalia.

Pidamos a San Juan Bautista nos haga anunciadores de Jesús. Que nunca nos avergoncemos de ser cristianos, que todos sepan que seguimos a Cristo porque queremos cumplir sus enseñanzas. Amén.

Padre nuestro, Avemaría, Gloria.


Tercer Día
El viaje a Belén para cumplir con el Censo

...Se ha cumplido el tiempo para que nazca el Niño; sin embargo, José y María tienen que viajar a Belén para empadronarse. ¡Es una ley y hay que cumplirla!

Salen de su casita de Nazareth y poco a poco van avanzando entre las rocas y el desierto. De trecho en trecho hay pequeños oasis en donde descansan un poco y se refrescan; han caminado mucho y seguramente después del mediodía llegarán a Belén a cumplir con la obligación legal dando sus nombres y el lugar donde viven.

Luego van a conocer este nuevo pueblo, van a la feria, acuden a la fuente, en donde se encuentran con paisanos y parientes. Pero a la tarde, cansada y dolorida por la larga caminata, María se da cuenta de que le ha llegado la hora y que no avanzará a volver a Nazareth.
Ellos, por cumplir una obligación, no han dudado un instante en salir de su acogedora casita, a pesar de que María se sentía tan próxima.

Pidamos a Dios nos haga prontos para cumplir nuestras obligaciones, a pesar de ser incómodas. Amén.

Padre nuestro, Avemaría, Gloria.


Cuarto Día
No hallan albergue

Quieren alojarse, pero todas las posadas están llenas. Ha acudido mucha gente para el Censo y no se encuentra sitio en los mesones ni albergues. Y los que tienen lugar en sus casas, ya han dado alojamiento a parientes y amigos. Se hace de noche y María no encuentra alivio a su cansancio.

Además están los cómodos, los egoístas, esas gentes a las que no les importa más que su propio bienestar. ¡Qué les importa a ellos esa joven pareja cansada!: "¡Que vayan con su fatiga a otra parte!".

Pidamos a Dios que nos ayude a ser siempre generosos. Que nuestro corazón esté siempre abierto a los que sufren. Que no nos endurezcan las comodidades ni nos volvamos áridos con el bienestar. Amén.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria.


Quinto Día
La pena y angustia de no hallar cobijo

¡Qué angustia siente José al ver que María no tiene en donde refugiarse para que nazca su Hijo!

Le han cerrado todas las puertas, es ya de noche y en tierra extraña no tiene a quien pedir ayuda.

La sostiene reclinada en su hombro y le ayuda para seguir caminando. Ya van dejando atrás las últimas casas, ya no se ven ni luces ni gentes. ¡Qué pena tiene él! Ella le da ánimos y le pide que tenga confianza en Dios.

Pensemos esta noche cuántos padres de familia pasan iguales angustias en esta época, muy cerca de nosotros. Cuántos no tienen trabajo, no tienen vivienda y sus hijos estarán pasando hambre en esta Navidad.

Pidamos a nuestro Padre Dios por esos necesitados y acerquémonos a esas familias para aliviarles a medida de nuestras posibilidades. Amén.

Padre nuestro, Avemaría, Gloria.


Sexto Día
El portal de Belén

...De pronto, cuando ya perdían toda esperanza de encontrar albergue, divisan un pobre portal donde se guarece el ganado.

Deciden quedarse allí, junto a los mansos animales que con su calor hacen agradable el lugar. Hay un techo y las paredes protegen del viento.

Agradecen a Dios y se instalan con alegría a esperar.

Haz, Señor, que nos contentemos con las cosas humildes, que no ambicionemos palacios y que sepamos encontrar en la naturaleza la bondad de tu mano. Amén.

Padre nuestro, Avemaría, Gloria.


Séptimo Día
Los pastores de Belén

Están los pastores en la duermevela vigilando sus rebaños. La noche es alta y luminosa de estrellas y hace frío; ellos han encendido hogueras y se han arrebujado en sus mantas de lana.

De repente todo se enciende y aparece un Angel que les dice: "Ha nacido el Mesías: id a verlo y adorarlo; está allá, en ese portal".

Y ellos, que han vivido esperando al Hijo de Dios, se levantan y buscan qué llevarle: un corderito, unos quesos, unas pieles, un pan tosco y dorado, unas flores: ¡cosas humildes! Así, simplemente, van a adorar al Niño.
Concédenos, Dios nuestro, esa fe sencilla de los humildes.

Que no neguemos, que no nos enredemos en sutilezas ni argumentos.

¡Haz que estemos siempre dispuestos a correr a tu llamado!
Amén.

Padre nuestro, Avemaría, Gloria.


Octavo Día
Los Angeles en el cielo cantan: "¡Gloria a Dios!"


...Llegan en bandadas luminosas desde el alto cielo de la noche profunda; llegan con la estrella viajera que se detiene sobre el portal. Y entonces todo es luz, porque del establo sale un resplandor cálido, un fulgor glorioso e iridiscente, como de miles de diamantes reflejando al sol.

Y hay cánticos en lo alto y murmullos y voces de alegría entre los pastores.

Ya está todo listo. En ese rincón perdido del mundo va a obrarse el portento.

Nosotros también cantemos, porque hemos sido iluminados por la fe y creemos en Jesucristo, que nace para nosotros. Amén.

Padre nuestro, Avemaría, Gloria.


Noveno Día
Jesús ha nacido

...En esta noche y en todas las noches, El ha nacido.

En las flores y en el cosmos, Jesús fue, es y será.

En el centro del universo, El es el núcleo luminoso y ardiente que da vida a todo cuanto existe.

Quiso nacer una noche en Belén para que el hombre tuviera conciencia de su propia dignidad de ser humano.

Y está naciendo para nosotros en esta noche fría y luminosa.

Para esta familia que cree en El y que se ha reunido a recibirle.

Casi es como aquella noche: cualquiera de las casas que se abren para El podrían ser como el portal. Hay más o menos luz, más o menos riquezas o pobrezas, más o menos comodidad; pero si nos hemos reunido en su nombre y queremos abrigarle, queremos que no sienta frío, queremos que se quede con nosotros.

Los niños, sobre todo, te quieren mucho, Señor. Ellos tienen el corazón abierto a tu sonrisa y a tus lágrimas y quieren acompañarte. Los mayores también te amamos mucho, Jesús; tenemos el corazón menos fresco, pero te amamos con mayor necesidad.

Por eso esta noche de Navidad te pedimos que te quedes con nosotros. Jesús, quédate con nosotros. Jesús, quédate con nosotros para siempre. Quédate con nosotros hasta que juntos hagamos el viaje final hasta tu Padre que está en el Cielo. Amén.

Padre nuestro, Avemaría, Gloria.


Oración final para todos los días

Jesús mío:

Tú que padeciste, en esa noche helada y luminosa de diciembre, frío y desnudez, ayuda a los que tienen frío y hambre esta noche y muchas noches.

Niño Jesús:

Tú que no tuviste sino un pesebre para dormir esa primera noche de tu vida terrena, ayuda a los que no tienen un techo que cubra sus sueños.

Niño Jesús:

Tú que fuiste rechazado por los poderosos de la tierra, ayuda a los tristes, a los que no tienen trabajo, a los que pasarán esta Navidad en una cárcel, a los enfermos sin esperanza.

Y a nosotros, que tenemos mucho más que otros y que somos tan dichosos porque Tú lo has permitido así, danos un corazón agradecido y ayúdanos a ser generosos.

Divino niño que vas a nacer en un portal, ven ahora a nacer en nuestras vidas.

Haznos comprender que nada hay sin ti y llévanos de la mano a la gloria eterna para gozar de tu divina presencia para siempre.

Amén.


Breves sugerencias para el rezo de la Novena

1.- El objetivo principal de esta Novena es, al mismo tiempo que devolver a la Navidad su sentido de cristiana alegría, recordar a todos y enseñar a los niños que la felicidad no está en regalos y juguetes sino en la fe, la esperanza y el amor, pensando en Jesús y en los que sufren y haciendo el propósito de compartir lo poco o mucho que cada uno tenga.

2.- Conviene que, ante todo, la familia participe unida en el arreglo del tradicional Nacimiento, en sitio principal del hogar. Si se quiere, puede añadirse el árbol de navidad, importado solamente en los últimos años.

3.- El rezo de la Novena debe comenzarse el día 16 de diciembre para poder terminarla el 24, antes de la Misa del Gallo.

4.- Aunque la Navidad es por excelencia la fiesta de los niños, la Novena es un motivo para reunir no sólo a los familiares inmediatos sino también a otros parientes y amigos íntimos.

5.- Se sugiere la lectura de las diversas oraciones en forma tal que participen todos, individualmente o formando coros de voces. Así, la oración para todos los días puede ser rezada por el padre de familia, o por el abuelo, o por algún otro pariente; la oración propia de cada día, por los hijos, alternativamente, y la oración final, por la madre, o la abuela. Pero también cada plegaria puede rezarse en coros alternos de voces, preferentemente infantiles. Igualmente para el rezo del padrenuestro, avemaría y gloria.

6.- Los niños deben formar coros para cantar los villancicos tradicionales y otros cuya letra y música conozcan, en lo posible con acompañamiento de instrumentos sencillos, como pitos, panderetas, campanillas, etc., que den a la novena un sentido de especial alegría. Mejor aún si se utilizan instrumentos autóctonos, como pífanos, rondadores, tamboriles, etc.




 

HOY OnLine Comentarios y sugerencias ¿Quiénes somos? Especiales OnLine Explored
Diario HOY - Av. Mariscal Sucre N-71345 Teléfono: (593-2) 2490888 Apartado postal 17-07-0969