SEGURIDAD SOCIAL, una reforma necesaria        

linea1.gif (852 bytes)

linea2.gif (852 bytes)

El 1 de enero de 2002 entró en vigencia la Nueva Ley de Seguridad Social. La opción de contar con atención hospitalaria privada bajo un sistema tarifario propuesto por el IESS, será uno de los beneficios de la nueva ley. Conozca algunas de las REFORMAS al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

R E F O R M A S

REFORMA Se creó la Comisión Técnica de Inversiones del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS):

  • Deberá establecer la política de control del sistema de pensiones

  • Deberá convocar la licitación para adjudicar la administración del fondo de ahorro previsional a una o más empresas nacionales o extranjeras.

El empleado podrá elegir a una de las empresas seleccionadas para que administre sus aportes de ahorro individual obligatorio que es la aportación que cada afiliado va acumulando en una cuenta personal; con la rentabilidad de esos recursos, recibirá una renta mensual vitalicia.

REFORMA Atención médica

  • Se mantiene el subsidio monetario para la afiliada durante el período de descanso por maternidad. Tendrá derecho a la asistencia médica preventiva y curativa de su hijo, que incluye fármacos e intervenciones quirúrgicas. Deberá tener doce meses de aportaciones ininterrumpidas.

  • El afiliado, su cónyuge e hijos menores de 6 años, pueden elegir en qué centro de salud u hospital desean ser atendidos y, en caso de elegir una casa asistencial privada, pagar la diferencia de lo que el IESS no cubra de acuerdo con un plan tarifario.

  • Cuando exista complicación, por falta de equipos o de espacio, el afiliado será trasladado a otra casa de salud y el IESS correrá con los gastos, excepto la estadía.

  • El IESS proporcionará un subsidio monetario de duración transitoria cuando la enfermedad del afiliado, que se trate en el IESS, produzca incapacidad en el trabajo. Los familiares del afiliado no tendrán este derecho.

REFORMA Los afiliados al IESS, patronales o voluntarios, que tengan 55 años de edad y aquellos que durante el 2002 cumplan 56 años, podrán jubilarse siempre y cuando alcancen 30 años de aportes, es decir, 360 imposiciones.

  • A partir del 2003, las personas que aspiran a jubilarse, deberán cumplir 57 años de edad y contar con 30 años de aportaciones. Progresivamente, hasta el 2006, se unificará la edad para la jubilación: 60 años, con 30 de aportación.

  • La ley plantea un caso particular para el trabajador o la trabajadora que se integra al mercado laboral desde muy joven. Si alcanza 480 imposiciones (40 años de aportaciones), antes de cumplir los 60 años, podrá jubilarse.

  • El IESS también reconocerá la jubilación por invalidez, pero esta se dará cuando se acrediten no menos de 60 imposiciones mensuales (5 años de aportes), de las cuales 6 como mínimo deberán ser ininterrumpidas previas a la incapacidad.

REFORMA  La nueva Ley de Seguridad Social impedirá retirar los fondos de reserva hasta la jubilación del afiliado.

  • Las únicas personas que pueden seguir retirando este recurso cada tres años son los afiliados mayores de 50 años y aquellos que teniendo entre 40 y 49 años decidan quedarse con el anterior sistema. El resto está impedido de retirar sus recursos hasta cuando se jubile.

  • Como compensación la ley establece la posibilidad de que a partir de cinco años y con una frecuencia no menor de ese lapso, el afiliado podrá solicitar un préstamo colateral con su fondo de reserva, a la misma tasa de interés que rinde el fondo.

  • Los recursos de aquellas personas que no se retiraron hasta diciembre pasado los transferirá el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social IESS a una cuenta especial y luego a una de las administradoras de los fondos de pensión que elija el afiliado.

REFORMA Los cónyuges, hijos y familiares directos de los afiliados al Seguro Social Campesino  podrán acceder a sus beneficios.

  • Para financiar el Seguro Social Campesino, las aseguradoras privadas transferirán el 0,5% de las pólizas que emiten durante el año. Ese porcentaje está incluido en el 3,5% que pagan esas empresas a la Superintendencia de Bancos por la emisión de pólizas.

16 de enero de 2002

 

Regreso a Hoy on line

hoyonline@hoy.net