IBEROAMERICA PINTA
ARTE POR LA PAZ
REGRESAR A HOY DIGITAL(4064 bytes)

L´a bibliothèque humoristique

L´a bibliothèque humoristique (127753 bytes)
L´a bibliothèque humoristique, 1947-48 * gouache/cartón * 55 x 46 cms.

MARIA HELENA VIEIRA DA SILVA

(Lisboa, Portugal 1908 - París, Francia, 1992)
Inicia desde muy temprana edad estudios de dibujo con Emilia Santos Braga, y de pintura con Armando Lucena.
Viaja por Europa y reside en París donde primero estudia escultura y luego pintura con Dufresne, Waroquier y Friesz, entre otros. Realiza diseños para textiles y tapices.
Después de viajes temporales a Portugal vive por unos años en Brasil. En 1947 regresa a Francia. Es distinguida con importantes premios y reconocimientos. Su obra forma parte de los principales museos del mundo.
Por medio de estructuras que tienden a la abstracción, esta artista logra un extraño equilibrio. Se insinúan aspectos figurativos que hacen posible una confrontación plástica, en la que situaciones y personajes existen dentro de un mundo marcado por lo matemático y lo formal. Transfiere la realidad a un espacio donde las sensaciones quedan atrapadas en el marco de lo racional.
Líneas, mosaicos, puntos de fuga, repeticiones imposibles muestran la unión entre lo formal y lo expresivo, los caminos más importantes del arte contemporáneo.
Vieira da Silva ha creado un arte insustituible, un raro estado pictórico. En él hay algo nunca expresado hasta ahora: un espacio sin dimensiones, limitado e ilimitado al mismo tiempo, un alucinante mosaico cada uno de cuyos elementos está provisto de una fuerza interior que trasciende incluso su escoria (...). Lo que realmente sorprende es que esta norma, este arte tan sometido a una disciplinas permita, al mismo tiempo, una expresión tan intensa, tan medial del mundo interior. Rigor y libertad se unen aquí en gozoso maridaje (...) En su pintura descubrimos espacios muy concretos, en los que cada parcela esconde un misterio del infinito. Fronteras, fronteras, por todas partes fronteras que nada delimitan, que no impiden transgresión alguna: lo que traspasa las cosas, está, también, dentro de ellas, y no hay más que esperar a que aparezcan.
Michel Seuphor. Prólogo a la exposición en la galería Pierre, París, 1949.

MAS PINTORES                                                                                                           INICIO