DOLARIZACION EN EL ECUADOR

 

HOY ON LINE

La dolarizacion - INICIO

Más especiales

Correo

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuál es la diferencia entre dolarización y convertibilidad?
En convertibilidad, el sucre no desaparece. Se establece, como primer paso, una paridad cambiaria: 25 000 sucres equivalen a un dólar. Pero los sucres no desaparecen del mercado y la población puede escoger cualquiera de las dos monedas.
En dolarización, se canjea sucres por dólares. Es decir se retira de circulación la moneda nacional para cambiarla por el dólar como medio de pago.

¿Qué beneficios puede traer la dolarización a futuro?
Las autoridades han mencionado cinco beneficios concretos. La inflación (es decir, el ritmo del incremento de precios) se reducirá a un solo dígito -por debajo del 10%- a mediano plazo. Las tasas de interés internas se ajustarán a los niveles internacionales; se ubicarán en el 14,05% para los créditos y en el 8,27% para los depósitos. Se recuperará el ahorro, porque se desvanece el riesgo de la devaluación, y el financiamiento porque es más factible acceder a créditos en el sistema financiero. Un cuarto beneficio es el aumento de la productividad de las empresas: podrán reducir sus costos de operación.
Finalmente, la dolarización alentará la inversión de largo plazo por la estabilidad monetaria.

¿Qué sucederá con las deudas que actualmente están en sucres?
Las deudas que ahora están en sucres se dolarizarán, a un cambio de 25 000 sucres por dólar. La tasa de interés prevista para los créditos llegará, de acuerdo con los cálculos del Gobierno, a 14,05%. Es decir, existe una reducción de los costos financieros, clave, sobre todo, para los sectores productivos.
Para que las tasas de interés lleguen a este nivel, se necesita la Ley de Desagio. Se trata de la aplicación de una fórmula para ajustar las tasas de interés a niveles internacionales. Mientras tanto, se pueden generar acuerdos entre los bancos y sus deudores, pero no existe el amparo de una Ley.

¿En qué afecta la dolarización a los pequeños comerciantes?
La dolarización no afecta a los pequeños comerciantes. El impacto que recibirá este sector, generalizado para el resto de la economía nacional, es la reducción de la demanda interna. Es decir, mientras el país se recupera de la crisis, la población tendrá una menor capacidad de compra. Por ello, sostienen los analistas, muchos de ellos deberán buscar sectores en los que existan mejores posibilidades de venta. La dolarización exige tanto a pequeñas como a medianas empresas una mayor capacidad de competir.

¿Qué piensan en el exterior de la medida que ha adoptado el Ecuador?
Existen varios puntos de vista. La mayoría deja abierta la posibilidad de que el esquema de dolarización permita que, a mediano plazo, el Ecuador recupere la confianza de los inversionistas. La posición en el exterior puede resumirse en una palabra: expectativa. Todavía es muy temprano, advierten las consultoras o bancos de inversión, para asegurar que la dolarización es el camino correcto para que el Ecuador salga de la crisis.

¿Qué sucederá con la negociación de la deuda externa del país, al aplicar la dolarización?
Antes de tomar la decisión, las autoridades económicas decidieron impulsar una negociación con los tenedores de bonos Brady. Este objetivo no ha variando, según el ministro de Finanzas, Alfredo Arízaga. Aplicada la dolarización, el Ecuador intentará armar una nueva reunión con los grupos de acreedores para exponerles el nuevo esquema de dolarización. Arízaga efectúa los contactos para que esto ocurra a corto plazo. Sin embargo, los tenedores de bonos aún no se pronuncian sobre el tema. El apoyo que el Fondo Monetario (FMI) ha hecho explícito para el nuevo sistema monetario permite pensar que será posible un nuevo acercamiento para negociar la deuda externa.

¿Cuánto tiempo llevará este sistema de dolarización en los términos expuestos por el gobierno?
Las autoridades económicas mencionan que la aplicación del esquema tomará de tres a seis meses. Sin embargo, el proceso depende de cuán rápido se aprueben las reformas que con el carácter de urgente enviará el Ejecutivo al Congreso. Una vez aprobadas esas leyes, el país ingresará a una segunda etapa en la que se empiezan a retirar los sucres en circulación y se los canjea por dólares.

¿Por qué hay este cambio de moneda en el país?
El sucre se ha devaluado en el último año a un ritmo superior al 200% debido a la crisis financiera, el congelamiento de depósitos y una elevada emisión monetaria para responder a los problemas bancarios y a la devolución de recursos a los depositantes.
Este proceso generó la pérdida de confianza en la moneda local; la población se ha enfrentado a un proceso de dolarización informal.

¿Qué podemos obtener con este sistema de dolarización, un adelanto o un retraso para el país?
La dolarización, señalan los analistas, no es la fórmula mágica para resolver los problemas económicos del país. Lo que se logra, a corto plazo, es una estabilidad monetaria que incluye una reducción de las tasas de interés, de la inflación y de la incertidumbre para invertir. La dolarización exige la aplicación de reformas adicionales, relacionadas sobre todo con modernización, flexibilización laboral y disciplina fiscal.

¿Qué programas de beneficio social tiene el Gobierno, ya que la quinta parte del Ecuador no tiene trabajo?
Antes de aplicar el nuevo esquema, el Gobierno analizará la posibilidad de un incremento salarias para elevar la capacidad de compra de la población. El ministro de Finanzas, Alfredo Arízaga, ha indicado que tal revisión solo se aplicará al sector privado. Los empresarios han mencionado que esta medida podría darse en un nivel cercano al 50%.

Con la dolarización, ¿se aumenta la brecha entre ricos y pobres?
El esquema supone un serio ajuste para la economía de los ecuatorianos. El salario básico representa, a un tipo de cambio de 25 000 sucres, un total de 50 dólares. Esta cifra es más de dos veces inferior a la de enero de diciembre de 1998. En un primer momento, el efecto de la dolarización reducirá la capacidad de compra de la población y, por tanto, volverá más pobres a los ecuatorianos. Pero, se estima que a mediano plazo la economía podría recuperarse, aunque tal posibilidad depende, según los analistas, de la aplicación de reformas adicionales.

¿Por qué hay este cambio de moneda en el país?
Porque el sucre se ha devaluado, en el último año, en más del 200% y las autoridades económicas agotaron todos los instrumentos monetarios para controlar el incremento del dólar. El Banco Central intentó, mediante políticas heterodoxas, frenar a la divisa norteamericana sin lograrlo. El país necesitaba, según los argumentos de las autoridades y analistas que defienden el esquema, un giro de timón que devolviera, sobre todo, la confianza en el futuro económico del país.

¿Por qué la dolarización no se la implementó cuando el dólar estaba en niveles más bajos?
El Banco Central, a cargo de la política monetaria del país (bajo el esquema económico que experimentaba el país), insistía en la defensa del sucre y en la posibilidad de frenar su devaluación. No lo logró y, en ese proceso, la cotización llegó a los 25 000 sucres. La decisión estuvo cruzada por factores políticos que pusieron al Ejecutivo ante la necesidad de anunciar una medida drástica.

¿La dolarización nos hace dependientes de la Reserva Federal de los Estados Unidos?
Solo aparentemente. Expertos reconocen que las economías dolarizadas tendrán que ver con las políticas, monetarias designadas por y para los Estados Unidos. Es decir si los ciclos económicos de esas economías no coinciden con la de los Estados Unidos, sufrirán inevitablemente los impactos negativos.
Pero este efecto no será apreciable, porque la Reserva Federal generalmente solo mueve las tasas de interés en 250 puntos base, es decir un cuarto de un punto porcentual.

¿Con la dolarización desaparece la asistencia de recursos a las instituciones financieras en caso de iliquidez. Qué es lo que van hacer las autoridades si un banco necesita recursos?
Algunas de las propuestas, señalan que se conformará un fondo, el cual será alimentado por créditos internacionales, el propio encaje bancario (porcentaje de recursos sus depósitos que cada banco deposita en el Banco Central como reserva), colocaciones de bonos de estabilización monetaria y una participación estatal. El Fondo sería manejado por el Banco Central.
Este fondo sería similar al que rige actualmente en Argentina que cuenta con una línea de crédito contingente aprobada por el Fondo Monetario Internacional.

Con la dolarización se habla de que el Estado pierde el señoreaje. ¿Qué significa este término?
El señoreaje no es más que el monto que un gobierno recauda por emitir billetes. Por ejemplo: a un Gobierno le puede costar tres centavos de dólar sacar un billete de un dólar; es decir que se gana un señoreaje de 97 centavos por cada uno.
Técnicamente, el señoreaje es el cambio de la base monetaria durante un determinado período de tiempo, dividido entre el nivel promedio de precios.
La pérdida de este beneficio ha sido, según los analistas, uno de los puntos débiles del nuevo esquema.

¿Cuáles son los factores económicos que llevan a adoptar la dolarización?
Según el Banco Central del Ecuador, y los estudios técnicos que se han elaborado sobre el tema, son varios: la inestabilidad macroeconómica, escaso desarrollo de los mercados financieros, falta de credibilidad en los programas de estabilización, globalización de la economía, países con historial de alta inflación (Ecuador terminó el año con un índice superior al 60% mientras en la región se ha logrado bajar la inflación a cifras de un dígito.
Además se considera que los factores como la eliminación de las restricciones a la tenencia de moneda extranjera en el sistema financiero, y la reducción de los controles de movimiento de capital, entre otros, juegan un papel importante en los procesos de dolarización en los países menos desarrollados.
Al momento, varios países latinoamericanos muestran altos niveles de dolarización en los depósitos en el sistema bancario. A pesar de que en varios de ellos se han ejecutado exitosos programas de estabilización, el grado de dolarización no se ha reducido.

¿Es verdad que la dolarización mejora el mercado de capitales y atrae la inversión extranjera?
Según un estudio del Banco Central del Ecuador (BCE), igual que en cualquier esquema de estabilidad cambiaria, con la dolarización mejoraría el mercado de capitales y el abastecimiento de ahorro externo.
Esto se concretaría sin lugar a dudas, con una reducción importante de los costos de transacción.

¿Cuáles requisitos debemos cumplir para dolarizar la economía ecuatoriana?
Primero se requiere de reformas constitucionales y legales, que en el caso de ser negadas por el Congreso, existe la opción de resolverse por plebiscito.
Segundo, se requiere de un saneamiento y reingeniería del sistema financiero, incluso su privatización y el ingreso de la banca transnacional, proceso que ha tomado varios años en otros países.
Como tercer requisito, se señala la necesidad de una flexibilización laboral (que facilite, por ejemplo, la contratación por horas) y despliegue de una infraestructura social capaz de solventar las presiones del nuevo modelo, con una profunda reforma fiscal.
Y como cuarto punto, se necesita una reactivación y restructuración productiva que permita a las empresas afrontar el reto de la inserción internacional.

¿Es sostenible la dolarización en el tiempo?
El Banco Central señala que las experiencias previas a la dolarización han correspondido a circunstancias históricas y geopolíticas peculiares, que han definido nichos específicos en el mercado financiero internacional.
Señala además que la dolarización puede ser vulnerable a los choques externos y también a los movimientos de las tasas de interés.